Contrato de arras

¿Qué es un contrato de arras y para qué sirve?

Las arras en la compraventa consisten en unas cantidades que el comprador entrega al vendedor a cuenta de la misma, para reservarla y obligándose a firmar un contrato de compraventa en el futuro. Se trata, en resumen, en un acuerdo previo al contrato. 

Las arras se encuadran dentro de los precontratos, ya que con ellas asumimos una obligación de firmar una compraventa a futuro. Un ejemplo podríamos observarlo a la hora de contactar con el vendedor y deseamos que éste deje de ofrecer la vivienda a otros interesados, por lo que mediante la firma de un contrato de arras, dicha vivienda le será reservada. 

Normalmente, estos acuerdos incluyen: la identificación del inmueble en cuestión y de las partes implicadas, el precio pactado como arras y el final de compraventa, su forma de pago, el tiempo para formalizar la compra y su escritura. 

Tipos de arras

Arras confirmatorias

Se paga parte del precio total con el objetivo de confirmar el compromiso de las partes con la compraventa. Si una de las partes incumpliese su obligación, la otra podrá exigirle el cumplimiento del contrato, su resolución, o bien una indemnización por daños y perjuicios. En el caso de que el perjudicado optase por el exigir el cumplimiento y posteriormente éste resulta imposible, podrá pedir la resolución.

Arras penitenciales

El comprador perderá la cantidad aportada si finalmente no realiza la compraventa. Sólo serán de aplicación cuando se hayan puesto de manifiesto expresamente sus consecuencias.
 

Arras penales

El comprador perderá el dinero aportado, mientras que si es el vendedor el incumplidor, deberá devolver el doble de la suma de dinero entregada. Todo ello sin perjuicio de la posibilidad de exigir el cumplimiento de las demás obligaciones contractuales.

Si va a formalizar un contrato de compraventa y necesita ayuda a la hora de concretar un acuerdo de arras, no dude en contactar y analizaremos las situaciones más favorables para su caso.